¿Es una buena noticia? Sí.
¿Implica esto despatoloxización? No.

Me explico:

-El CIE-11 no va a entrar en vigor hasta el 1 de enero de 2022.
-Entre 3 y 10 años llevará la implantación.
-La transexualidad muda de nombre y de categoría, pero sigue en la clasificación.
-No se elimina la «incongruencia» en la infancia y adolescencia.
-El DSM seguirá igual que sigue (Estados Unidos ya dijo públicamente que no seguirá el CIE).

Positivo, insisto, es; pero a mí me deja cierta decepción en el cuerpo.
¿En que va a mudar esta nueva noticia en la vida de las personas trans mañana a la mañana? En nada en absoluto. Y no lo hará hasta, en el mejor de los casos, dentro de años (y bastantes).
Y solo para que conste… de mérito de la OMS nada. Si alguien tiene motivos para alegrarse de esto son lxs activistas, entidades y organizaciones que cada día luchan cómo nadie por avanzar en derechos y en una sociedad plural y diversa sin tutelajes clínicas.

(Si veis en algún periódico nuevas triunfalistas que dan la despatologización por hecha… en fin: mienten. Ya lo daban por hecho en junio de 2018 cuando se anunció con motivo del borrador final del CIE).

Ayúdanos a difundir, comparte Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email